Su majestad el ron, un placer real

Por Alfonso Maya | Fotos: Alfonso Maya

Alfonso Maya

La coctelería a veces es una ciencia de la observación, o una manera de ver, de la que los exaltados pueden deducir un arte de vivir.

Ese arte de vivir es el que también necesitamos hoy, solo que debería ser todavía más refinado, pues las actitudes pasionales que puedan desacreditar la supervivencia superándola ya no pueden confundirse ni solaparse con el catálogo de manías y de espasmos de las polichinelas del espectáculo. Para la reconstrucción de ese arte de vivir, como para el lanzamiento de la imprescindible ofensiva de gran estilo contra la civilización tecnocientífica, hemos encontrado en el viejo arsenal lo que denominaremos la bomba de la “neococtelería made in Spain”. En otras épocas más felices y menos escépticas, menos estragadas por el atracón del espectáculo, hablaríamos de que con esta neococtelería llega el soplo de la libertad.

Es necesario vivir la realidad, pero nunca te olvides de soñar… y los sueños, son abstractos. ¿Cómo sabes cuándo terminas un cóctel? ¿Cómo sabes cuándo terminas de hacer el amor? La mezcla suprema como una historia de la tentación. El bartender-artista es un receptáculo de las emociones que recibe de todas partes: desde el cielo, la tierra, un trozo de fruta exótica o una forma pasajera, hasta de una tela de araña tejida en una barrica de ron. Desnúdate de tus ideas preconcebidas, solo así encontrarás la libertad del arte de la coctelería. El camino para encontrar la sublimación del balance supremo es a través de la renuncia de conceptos ya formados.

Conocí a profesionales que fueron los dioses de las vanguardias del siglo pasado (menos de la abstracción, que usaban para hacer twist exóticos). Y sí, las quise a todas… a mi manera. El cóctel es lo que se comparte y los “compañeros”, literalmente, son los que comparten el mismo cóctel. Renovamos la vida juntos, sentarse alrededor de un exquisito manjar líquido y/o sólido y la fruición de los alimentos sintetiza la dimensión más anímica: sentarse alrededor de la mesa y compartir palabra y gesto. La vida en común depende del comer y beber juntos, y de ahí que todas las imágenes de aislamiento -que no de soledad- tengan algo perturbador. El cóctel, la sal, la fiesta, el pan, el duelo y la paz: de todo esto que se comparte depende la siempre difícil y precaria comunidad del nosotros.

Hay soledades incomparables en su compartir. En realidad, solo quien es capaz de vivir en soledad puede estar de veras con los demás: “Quien va al desierto no es un desertor”. El desierto está en todas partes y en ninguna: en medio de la ciudad, por ejemplo. Quien va al desierto es, sobre todo, un resistente. No necesita coraje para expandirse sino para recogerse y, así, poder resistir la dureza de las condiciones exteriores. El resistente-speakeasy no anhela el dominio, ni la colonización, ni el poder. Quiere, ante todo, no perderse a sí mismo pero, de una manera muy especial, SERVIR A LOS DEMÁS. Porque existir es, en parte, resistir (algo que no solo es propio de anacoretas y ermitaños).

Esta resistencia-speakeasy expresa no un mero hecho circunstancial, sino una manera de ser, un movimiento de la existencia humana: los estatutos del Alexander Cocktail Club & SpeakEasy Club. Don Julio, maestro de maestros, rey del mundo, arquitecto de Dios, azote del postureo y de millenials. Be careful! Puede herir tu sensibilidad con ese orgullo barroco que muestra cual martillo nietzscheano Maya…Vaya por él y para todos los amantes de Rumporter y de la coctelería a base de ron esta selección que Alfonso Maya -el continuador del legado de su progenitor- tiene a buen gusto mostrarles. ¡No olviden cerrar la puerta después y no contarlo!

Constelaciones

Ingredientes:

– 1,5 cl de ron Montero-Pálido al café
– 1,5 cl de ron jamaicano
– 2 dashes de pimento dram al PX
– 3 splashes de zumo de lima
– 1 cl de palo cortado Lustau Península
-2 cl de crema de coco Don Julio’s
– 1 cl de nata
– 2 dashes de sal líquida de trufa

Método: Agitar en coctelera, colar y servir en tiki mug

El Pajarito de la Jungla

Ingredientes:

– 1,5 cl de ron Foursquare de Habitation Velier
– 0,75 cl de Bordiga Amaro
– 0,5 cl de zumo de lima
– 1,5 cl de jarabe de azúcar de flor de jazmín
– 1,5 cl de zumo de piña y cardamomo
– Dashes de Amaretto Disaronno

Método: Agitar en coctelera y colar.

Guardians

Ingredientes:

– 6 cl de Black Sheriff Rhum Vieux Agricole HSE
– 3 cl de Roberto Amillo Vermut al estilo jerezano
– 1 cl de licor Angelus de Sánchez-Romate

Decoración: twist de limón y shortbread cookie

Asthangui Cocktail

Ingredientes:

– 1,5 cl de Velier Agricole Rhum
– 3 cl de zumo de lima
– 3 cl de Grand Marnier
– 1 cucharadita de Amaro Montenegro
– 2 dashes de bitter de chocolate
– 1 pizca de sal de Formentera

Living Colour

Ingredientes:

– 2 oz de ron El Dorado 3
– 0,5 oz de Chartreuse 1605
– 0,75 oz de Mancino Dry Vermouth
– 3 dashes de Regan’s Orange Bitters
– Pizca de sal
– Twist de lima

Método: Remover en vaso mezclador, colar y servir.

No Comments Yet

Comments are closed

L'abus d'alcool est dangereux pour la santé. À consommer avec modération.
X
Secured By miniOrange preloader