COVID19: ENTREVISTA A LUIS IBAÑEZ – INDUSTRIAS LICORERAS DE GUATEMALA-

por | 5 Jun 2020

Industrias Licoreras de Guatemala ha producido 4 veces más alcohol sanitario para combatir el desabasto.

La empresa ha donado más de 150 mil litros de alcohol medicinal al Sistema Nacional de Salud de Guatemala.

Guatemala

Población: 17.250.000 habitantes.

Probablemente Guatemala fue uno de los primeros países que reaccionó ante la alerta internacional por la epidemia del Covid19. Desde el 31 de enero se prohibió la entrada al país de personas procedentes de China y desde el 9 de marzo se decretó el Estado de Calamidad (Emergencia) limitando la movilidad de la población y las reuniones de grupos numerosos de personas.

Como ha sucedido en otros países, conforme la epidemia avanzaba, las limitaciones y medidas de contención crecían. De esta forma, desde el 13 de abril, el presidente Giammattei hacía oficial el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos. A día de hoy (5 de junio) y mientras escribimos estas líneas, Guatemala reporta 6.154 contagios y 158 fallecidos.

En este contexto, Industrias Licoreras de Guatemala se dio a la tarea de transformar su línea de producción para la elaboración de alcohol sanitario, no solo para suplir la demanda local, sino también para abastecer a países vecinos como Honduras y El Salvador.

Aunque la empresa ya producía este tipo de alcohol antes de la crisis, durante los últimos meses ha producido 4 veces más alcohol sanitario para poder hacer frente a la demanda existente. De igual forma ha donado 150 mil litros de alcohol medicinal al Sistema Nacional de Salud de Guatemala así como al cuerpo de bomberos y la Cruz Roja.

Para poder conocer un poco más sobre el trabajo que ha desarrollado Industrias Licoreras de Guatemala frente a la actual emergencia sanitaria, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Luis Ibáñez, CEO de la compañía. A continuación, te presentamos los fragmentos más importantes.

Luis Ibáñez CEO de Industrias Licoreras de Guatemala.

Rumporter: Además de la producción de alcohol sanitario, ¿qué otros cambios se han hecho en Industrias Licoreras de Guatemala para hacer frente a la crisis del COVID-19?

Luis Ibáñez: Para adaptarnos a los horarios de circulación y confinamiento, hemos reajustado nuestros horarios de operación y abastecimiento de manera drástica. Un claro ejemplo de ello es que el 60% de nuestra plantilla se encuentran trabajando desde casa.

Por otra parte y dado que somos una de las industrias a las cuales se les permitió continuar con su operación, nos adaptamos inmediatamente a acatar todos los protocolos de seguridad, higiene y salud ocupacional establecidos por el gobierno de Guatemala.

Nuestro plan de gestión de crisis se actualiza cada dos días, de esta forma podemos implementar prácticas que respondan y se adapten a las necesidades actuales de nuestros colaboradores, priorizando su salud y bienestar en todo momento, según los protocolos que estable el gobierno de Guatemala.

 

R: ¿A qué problemas o retos se han enfrentado al modificar su producción para hacer alcohol sanitario?

LI: Industrias Licoreras de Guatemala contaba con la infraestructura para producir este tipo de alcohol, por lo que modificó y redireccionó su operación a la producción de alcohol medicinal al 70% dentro de su destilería. El crecimiento en esta parte del proceso fue cuatro veces más grande de lo esperado.

En un inicio, el empaque fue todo un reto, ya que la destilería exportaba y vendía a granel este tipo de alcohol. La adaptación enfrentó algunas complicaciones por dos razones: readecuar nuestras plantas de llenado al tipo de envase y la escasez de envase que se dio al inicio de la crisis. Sin embargo continuamos trabajando con rapidez para poder adaptar nuestro negocio a la nueva forma de comunicar, vender y distribuir los productos.

Barril de alcohol sanitario producido por ILG.

R: ¿La situación actual afectará la zafra de la caña o la disponibilidad de melazas?

LI: Industrias Licoreras de Guatemala cuenta con una cadena productiva integrada, esto nos permite controlar desde la producción de la materia prima hasta el envasado de las diferentes marcas, así como la distribución a nivel nacional.

Gracias a ello y a la rápida adaptación que tuvimos a los protocolos establecidos por el gobierno de Guatemala para enfrentar la crisis en el área agrícola, la época de zafra finalizó de forma exitosa. Adicionalmente contamos con la materia prima necesaria para la producción de melaza.

 

R: ¿Es posible que la reconversión de las destilerías de ron en plantas de producción de alcohol sanitario se traduzca en una escasez de aguardiente para envejecer y por consiguiente en una subida de precios en el futuro por disminución de la oferta?

LI: Como empresa, siempre nos hemos caracterizado por añejar a través de una planificación a futuro, por lo que hoy contamos con inventarios suficientes para cumplir con la demanda actual y hasta los próximos dos años.

De igual manera, tenemos inventarios para abastecer la demanda de aguardientes y rones blancos, ya que las leyes guatemaltecas exigen que se añeje mínimo un año antes de salir a la venta.

Donación de alcohol sanitario por parte de ILG a personal de protección civil.

R: Se habla de que cuando esta crisis sanitaria termine regresaremos a una “nueva normalidad”, ¿cómo cree que esa “nueva normalidad” afecte al consumo de bebidas espirituosas?

LI: Todos los bienes de consumo sufrirán un impase durante la fase de transición a las nuevas formas de comercialización. Por ejemplo, muchos productos tendrán que adaptarse a la venta por medio de aplicaciones amigables y seguras que ofrezcan una forma simple de comprar y hacer llegar el producto, así como la buena utilización y explotación de los servicios a domicilio. Por otro lado, las formas de ofrecer degustación serán estableciendo alianzas con productos afines y llevando muestras de las nuevas innovaciones.

Esta “nueva normalidad” requiere de respuestas rápidas y creativas por parte de cada uno de los comercios con la utilización sabia y exponencial de las redes sociales. En este momento, nuestra industria trabaja arduamente en las adaptaciones y estrategias que esta nueva normalidad exige para llegar a los diferentes consumidores, a través de plataformas digitales y robustecer nuestros lazos de comunicación por medio de redes sociales, en donde cada una de las marcas ha trabajado de forma continua sus diferentes grupos objetivos.

 

R: ¿Cuál cree que es el papel que deberán desempeñar marcas como Botrán o Zacapa ante la difícil situación que atraviesa el sector de alimentos y bebidas?

LI: Nuestras marcas emblemáticas de ron tendrán un papel importante de cara a la situación del sector alimentos y bebidas. Su rol deberá ser empático y además cercano, tanto con nuestros consumidores como con nuestros clientes. Así mismo, tendrán una responsabilidad importante como facilitadores hacia la creación de nuevas formas de consumo, brindando experiencias distintas que combinen el ingenio con entretenimiento en casa.

Share This
X
Secured By miniOrange preloader