Conozcamos a Hervé Damoiseau, de Rones Damoiseau

Damoiseau, un emblema de Guadalupe, ha experimentado el éxito a escala local, nacional e internacional. Al frente de la empresa está Hervé Damoiseau, productor de ron de tercera generación. Es también un hábil negociador político, ya que es el presidente de CIRTDOM (Consejo Interprofesional de Rones Tradicionales de los Territorios de Ultramar de Francia), y un defensor infatigable de la singular gama de rones franceses y su calidad indiscutible. Es más, el equipo editorial de Rumporter le proporcionó su propia columna con este título, que lleva existiendo desde el inicio.

Herve-Damoiseau

Alexandre Vingtier: ¿Cómo se convirtió la familia Damoiseau en productora de ron guadalupeño?
Hervé Damoiseau: Mi antepasado, Louis Laurent Damoiseau, nacido en Chartres en 1787, era maestro artesano cubertero y se embarcó hacia Guadalupe a finales de 1815. Varias generaciones más tarde, mi abuelo Roger Damoiseau (sénior) era el director de la fábrica de azúcar Beauport en Port-Louis. Un día, se encontró con su abogado y amigo Thionville, que le contó que la finca Bellevue estaba a la venta. Se había fundado a finales del siglo XIX en la comuna Le Moule y, por aquel entonces, era propiedad de una familia de Martinica, los Rimbaud. En aquella época, en 1942, en medio de la Segunda Guerra Mundial, no era más que una fábrica en desuso, ya que la producción de azúcar y ron había cesado en los años 20. Los árboles habían echado raíces en el interior del edificio. Era necesario reconstruirlo todo. Mi abuelo no disponía de los fondos necesarios, y Thionville se ofreció a ayudarlo financieramente. Así que hizo valer su opción de compra sobre la finca, pero, como tenía otros proyectos en mente, ni siquiera visitó la destilería. Unos días más tarde, una visita despertó su interés: le ofrecieron el doble de lo que él había ofrecido si se retractaba de su opción de compra. Roger decidió ponerse al volante de su viejo Citroën. Una vez allí, quedó totalmente cautivado por el encanto del lugar. Y así comenzó el ron Damoiseau.

AV: ¿Cómo se desarrolló el ron Damoiseau?
HD: Durante los años 40 y 50, la destilería de la que se había hecho cargo Roger Damoiseau desarrollaba diversas actividades: cultivo de caña de azúcar y su primera transformación en destilados agrícolas, cultivo de bananas, producción de dulces y mermeladas, etc… Por supuesto, la actividad principal seguía siendo el cultivo y el molido de la caña de azúcar. La crisis social y económica que sufrió Guadalupe en el periodo de postguerra supuso que la compañía tuviera que diversificar su actividad para sobrevivir. Poco a poco, la destilería resurgió, y mi padre y mi abuelo decidieron cambiar las prácticas de distribución locales. En lugar de enviar su ron a mayoristas, quienes se encargaban de encontrar a los comerciantes adecuados, como hacían las demás destilerías, ofrecieron su ron directamente a los consumidores, adoptando también el papel de mayoristas. Aún más: poco a poco, la destilería fue abandonando los demás productos para concentrarse en el ron agrícola, esto es, el ron elaborado directamente a partir del jugo de la caña de azúcar. Todavía necesitarían otros cuarenta años para levantar su compañía, que ahora es la destilería líder en Guadalupe. Después de un largo periodo de dificultades, los años 80 marcaron el inicio de una época de prosperidad para la marca Damoiseau… Fue en esta época, en 1985, cuando yo empecé en el negocio familiar. Pasé por todos los puestos, “excepto destilación y calentado” como yo mismo repito a menudo; trabajé como jefe de la cadena de embotellado y, a continuación, como Director Comercial, antes de convertirme en Director Ejecutivo de Damoiseau en 1996. Un poco antes de aquello, en 1994, la abolición de los cupos locales nos permitió aumentar nuestras ventas y diseñar planes para el futuro. Algunos años más tarde pudimos modernizar nuestras instalaciones.

Damoiseau
© Damoiseau

AV: Grande-Terre es históricamente la cuenca de caña de azúcar de Guadalupe. ¿Cómo se convirtieron en la marca líder después de tan solo unas décadas?
HD: Como ya expliqué antes, en los años 50 mi abuelo decidió organizar su propia distribución en lugar de delegar en uno o varios distribuidores, como hacían las otras destilerías. Esta política le permitió acercarse a los clientes y hacerse una idea más clara de sus necesidades. Además, mi padre llevó a cabo un trabajo exhaustivo y de calidad, haciendo inversiones significativas todos los años para aumentar la calidad y la cantidad de la producción. Mi hermano Jean-Luc recogió el testigo y se hizo cargo más tarde de dicho trabajo, y actualmente es el responsable de calidad de nuestra producción. A nivel local, siempre hemos sido un poco más caros, pero tenemos confianza en los consumidores que están dispuestos a pagar por la calidad. También hemos sido pioneros en rones blancos embotellados con un 55%, y más tarde con un 40%, así como con los “cubitainers”, un formato ideal para que los turistas del continente puedan llevárselo en sus maletas. Finalmente, hemos invertido mucho en la promoción de nuestros productos. Actualmente, Damoiseau mueve 25.000 toneladas de azúcar de caña al año, y produce casi tres millones de litros de su ron de sabor único, tres cuartos de los cuales se consumen localmente. De este modo, llevamos más de 20 años liderando el mercado local, y hoy poseemos más del 50% de la cuota de mercado, además de ser líderes en exportación de ron agrícola de Guadalupe y la única destilería activa de Grande-Terre.

AV: ¿Qué es lo más importante para un ron agrícola: el terreno o las técnicas de producción?
HD: Si te fijas en las diferencias entre el ron de Martinica y el de Guadalupe, te das cuenta de que el terreno modifica la fermentación, y que cada destilería posee sus propios procesos de fermentación y destilación, sus propios modos de afinar el proceso. Así que, podría decirse que cada columna produce un ron diferente. Evaluar los sabores es la única forma de corregir los sabores específicos que surgen de la destilación. Si mira las diferencias, notará rápidamente que el terreno no es el mismo, el primero es volcánico y el segundo es calizo y, debido a esto, tampoco las variedades de caña de azúcar son las mismas. Grande-Terre es la cuenca de caña de azúcar tradicional de Guadalupe, y se beneficia de un microclima más seco: nuestra caña es más rica en azúcar y más aromática; básicamente, sabe mejor. Y, dado que llevamos produciendo ron durante más de 70 años, hemos refinado nuestra selección de suelos a lo largo de este tiempo: los vigilamos muy de cerca y utilizamos los suelos más secos, evitando las zonas que reciben mayores cantidades de agua de lluvia, como Morne-à-l’eau.

Damoiseau machine a vapeur
©Damoiseau

AV: ¿Por qué su destilería es la última que queda en Grande-Terre, mientras aún existen varias destilerías en Basse-Terre?

HD: Hay varios motivos para esto. El primero es, definitivamente, la falta de agua, y una destilería necesita mucha. Sin un río cerca, las que trabajaban con pequeñas albercas de agua fueron incapaces de desarrollarse. Después, aquellas que se encontraban en los límites de áreas urbanas tuvieron que labrar la tierra. Y, finalmente, las que estaban mal gestionadas no tuvieron ninguna oportunidad… Además, creo que debemos nuestro éxito al hecho de que optamos por un equipo distinto que el de otros rones agrícolas: una columna con más platos, lo que nos permite eliminar los elementos agresivos, pesados y ácidos que se encuentran en algunos rones agrícolas. De este modo, producimos un ron agrícola etéreo, que sale del alambique al 88% u 89%, mientras que otras destilerías a menudo vierten sus rones al 75%, más o menos (entre el 65% y el 75% para los rones de Martinica, algunas veces un poco por encima o por debajo en Guadalupe, entre el 60% y el 80%, Ed.).

AV: ¿Cuáles son tus áreas actuales de desarrollo, ron añejo y aumento de exportaciones?

HD: Creo que es vital controlar la exportación y distribución en la Francia continental para tener éxito. Es la misma estrategia que inició mi abuelo a escala local, la que continuó mi padre y que yo amplié a las exportaciones. Así, en 1994 creé Damoiseau Export, con el fin de promocionar nuestros productos en la Francia continental. Se necesita estar cerca de los clientes para ser reactivo y actuar bien. En 2005 iniciamos una asociación con Clément de Martinica, para crear Spiridom y unir nuestros medios de desarrollo. Ahora, los rones Damoiseau se encuentran entre los más distribuidos en Francia, ¡y se venden en más de 40 países! De este modo, Damoiseau se ha propuesto dos objetivos: duplicar su producción para aumentarla de 3 a 6 millones de botellas vendidas al año, y equilibrar sus ventas para lograr un 50% de sus beneficios localmente y un 50% internacionalmente, incluyendo la Francia continental (el peso actual de cada una de ellas son del 75% y el 25%, respectivamente).

En 2011 Damoiseau abrió nuevas instalaciones en Guadalupe, en Dothémare, en Abymes. Estas vanguardistas instalaciones de embotellado y almacenamiento tienen una capacidad de 5 millones de botellas al año y representan una inversión para el futuro, ya que nos permitirá hacer realidad nuestro plan de desarrollo a lo largo de los próximos diez años. De hecho, estamos invirtiendo en rhum vieux y en la calidad de nuestro ron blanco para conservar nuestro lugar en el mercado del ron, que en estos momentos se está globalizando y atravesando una fase de rápida expansión. También es importante que asumamos nuestra identidad como parte de las Antillas, sin obsesionarnos con las tendencias más recientes. Los territorios de ultramar de Francia producen el mejor ron del mundo, y debemos convencer de este hecho al mayor número posible de consumidores. Aunque sentimos un gran placer al ganar medallas, únicamente participamos en un número limitado de concursos. No obstante, la garantía de calidad que otorgan tales galardones nacionales e internacionales pueden atraer a nuevos consumidores que aún no conocen nuestro producto.

Rhums vieux damoiseau
©Damoiseau

AV: ¿Cómo se convirtió en presidente de CIRTDOM y cuál es su papel en la industria del ron?
HD: Fui elegido por unanimidad por mis colegas. Durante mi mandato, he defendido el sistema de aranceles del ron de cara a las importaciones, que a menudo están muy subvencionados y provienen de países que no pertenecen a la UE, especialmente de EE. UU. También he defendido las características únicas de nuestra industria, que es el único productor de ron de la Unión Europea (con la excepción de Madeira, aunque allí se consume localmente). Existe la necesidad de reconocer la diferencia en los costos de producción, debidos tanto a la materia prima como a las restricciones sociales y medioambientales. No podremos ser competitivos mientras una tonelada de caña de azúcar cueste 70-80 euros en los territorios de ultramar de Francia, mientras en Brasil cuesta solamente 7 dólares. No queremos acabar como muchas de nuestras islas vecinas, que han visto cómo sus campos de caña de azúcar desaparecían, junto con sus refinerías de azúcar y la mayoría de sus destilerías.

AV: A este respecto, ¿es importante gestionar la cuota?
HD: El sistema de aranceles para el ron es vital para garantizar las perspectivas futuras de nuestro sector, que se enfrenta a importaciones de bajo precio procedentes de países de fuera de la UE que protegen sus propios productos con impuestos aduaneros muy significativos y barreras regulatorias, pero que pueden entrar en la UE sin restricciones de este tipo. Estamos haciendo un gran esfuerzo para que los poderes públicos franceses y la Comisión Europea reconozcan la calidad y la singularidad de nuestra industria del ron de caña de azúcar, ya que representa unos 40.000 o 60.000 empleos (directos e indirectos). Nuestra producción no podría sustituirse, y el fin de nuestra industria tendría un efecto considerable en el empleo en los territorios de ultramar. El ron es mi pasión. Nuestros productos provienen de nuestra tierra: tienen alma, tienen historia. Mi propósito es hacer todo lo que esté en mis manos para permitir que los consumidores, ya sean expertos o no, compartan estos valores y saboreen nuestros productos, creados con tanto arte.

*Desde que se realizó esta entrevista, la presidencia rotatoria de CIRT DOM ha pasado a La Reunión.

No Comments Yet

Comments are closed

L'abus d'alcool est dangereux pour la santé. À consommer avec modération.
X
preloader