El Renacimiento del Festival del Renacimiento del Ron : Entrevista con Robert y Robin Burr, organizadores del festival.

De Berlín a Nueva York, pasando por París, Roma, Madrid o Atenas, hoy en día muchas ciudades importantes, tanto europeas como de Estados Unidos, albergan su propio festival anual de ron. Sin duda alguna, el Festival del Renacimiento del Ron en Miami (Miami Rum Renaissance Festival) ha sido uno de los pioneros en la industria y una inspiración para muchos otros que han aparecido de manera reciente.

Miami Renaissance Rum Festival

Este año el festival celebra su 10ª edición y para celebrarlo, sus organizadores han realizado una serie de cambios para sorprender a los asistentes. Quizás el más importante de todos es que el festival deja Miami para trasladarse a su nueva sede en Fort Lauderdale, en un centro de negocios muy cercano al mar.

Detrás de este emblemático festival se encuentran Robert y Robin Burr. Para aquellos que no los conocen, Robert y Robin son especialistas en tecnologías de la información, donde se han involucrado en distintas disciplinas como la producción de audio y video, fotografía y la edición de revistas digitales e impresas. Además, disfrutan del buceo al rededor del mundo y son activistas comprometidos de diversas asociaciones civiles en su localidad, pero sobre todo, su verdadera pasión es compartir con la gente sus conocimientos y experiencias en el mundo del ron.

Rumporter ha coincido con ellos en el contexto del Festival de Ron de Paris y no hemos querido dejar escapar la oportunidad de hablar con ellos sobre el Festival del Renacimiento del Ron que tendrá lugar los próximos 9 y 10 de junio.

Rumporter: Robert y Robin, para aquellos lectores que apenas comienzan a formar parte de la comunidad de roneros, ¿podrían explicarnos qué les hizo dar el salto del buceo al mundo del ron?

Rob: El ron no es mi única profesión, pero es una pasión que me tomo muy en serio. Durante muchos años me di cuenta que había un vacío de información a cerca del ron, así que en 2005 me decidí a realizar una campaña para generar conciencia sobre su calidad y cambiar la forma en que la gente lo percibía. Mi intención era demostrar que el ron pude llegar a ser fascinante y no una simple bebida más.

Empecé organizando pequeñas veladas con amigos, probando y compartiendo con ellos mis descubrimientos. Después participé en algunas competiciones de cata para expandir mis conocimientos sobre el destilado de la caña de azúcar, hasta que en 2007 empecé a publicar una pequeña guía con los mejores rones que había probado y a la que llamé La Guía del Ron de Rob (Rob´s Rum Guide). El siguiente año organicé un evento para recaudar fondos en el que invité a 150 personas a degustar rones de alta calidad. Dicho evento fue un gran éxito, lo que me llevó en 2009 a organizar el primer Festival del Renacimiento del Ron.

Robin: En 1987 me convertí en instructora de buceo y durante aquellos años Rob y yo publicábamos una revista sobre buceo llamada Vista de Ojo de Pez (Fisheye View), lo que nos dio la oportunidad de viajar al rededor del mundo buscando lugares exóticos para bucear. En cada isla que visitábamos se enorgullecían de tener el mejor ron, así nació nuestra pasión por este maravilloso destilado.

Tanto los viajes como nuestro amor por el ron nos llevaron a cerrar el círculo. Eventualmente comenzamos a publicar una guía de ron, originalmente llamada Rones Especiales (Gifted Rums) que evolucionó a lo que hoy en día es La Guía del Ron de Rob. Después de ello, organizar un festival de ron era el siguiente paso lógico en nuestra progresión para ayudar a otros a descubrir este espiritoso único.

Rumporter: Este año el Festival del Renacimiento del Ron está celebrando su 10º aniversario, lo que lo convierte en uno de los más antiguos del mundo. ¿Qué los inspiró a organizar un festival y cómo reaccionó la industria ante su propuesta?

Rob: Sentí que el público tenía la necesidad y debía tener la oportunidad de descubrir rones buenos. Así que pensé que la mejor manera era organizando un gran evento de cata.

Organizar esto en Miami no era difícil ya que muchas compañías tienen su sede aquí o al menos tienen un gran equipo de marketing en la ciudad. Me acerqué a ellos y les dije “Me gustaría ayudarles a promover su producto entre la gente que quiere aprender más sobre el ron”.

Por supuesto todo el mundo dijo que sí. Además tuvimos un apoyo increíble de parte de los bartenders, de los empresarios de la restauración, los distribuidores y de las tiendas especializadas en la venta de destilados, quienes querían actualizar sus conocimientos.

El mayor obstáculo es siempre la promoción del evento. He visitado festivales de ron con pocos asistentes y es muy decepcionante. Para nosotros fue una prioridad correr la voz sobre el evento en radio, prensa, televisión y a través del correo electrónico de aquella gente que se había apuntado a nuestra lista de distribución. Apenas comenzaban las redes sociales, pero nosotros ya teníamos bastante experiencia en medios digitales por nuestros trabajos previos. Al final la gente respondió y la reacción de los exhibidores fue excelente.

Robin: Gracias a su experiencia, Rob fue invitado a participar como juez en un pequeño festival en Tampa, Florida. La experiencia fue tan positiva que mi sugerencia fue crear nuestro propio festival y una competición de cata a ciegas en Miami, que es una ciudad mucho más accesible y un destino turístico mayor que Tampa. Juntos, con nuestras capacidades y talentos individuales, logramos crear un evento muy exitoso, que para ser honesta, estaba adelantado a su tiempo.

Desde entonces el festival ha ido creciendo y se ha convertido en un evento esperado por los amantes del ron año con año. Nos encanta compartir con la gente nuestros conocimientos sobre el ron y muchas personalidades dentro de la industria vienen al sur de Florida cada año para hacer networking.

Rumporter: ¿Cómo ha ido creciendo el festival? En su opinión, ¿cuáles han sido las decisiones más acertadas que han tomado y cuáles sus peores errores?

Rob: En 2009 empezamos con 1.100 asistentes, después pasamos a 2.300 el siguiente año. Cada año doblábamos la cantidad del año anterior. El número de marcas participantes también iba creciendo, incluso muchas marcas nuevas hacían su lanzamiento en el festival.

Para 2014 sobrepasamos los 12.000 visitantes y la cosa se fue de madre. Dejamos de vender entradas en la puerta y tuvimos que dejar de hacer promoción de cara al público. Tras aquella experiencia dirigimos nuestros esfuerzos para rebajar el lado festivo del evento y promover más la cata y el aspecto técnico. Esto se notó en la calidad de los visitantes. Hoy en día ya no buscamos atraer a la mayor cantidad de gente posible, nuestra prioridad es más bien atraer a aquellos verdaderos entusiastas del ron.

Robin: Estoy de acuerdo con Rob en que el festival creció demasiado en 2014. Pienso que todos los festivales que ya llevan varios años de rodaje han pasado por una situación similar. Llega un momento en que los festivales se convierten en una gran fiesta y dejan de ser una experiencia educativa.

Es verdad que el ron no es un destilado arrogante, es por ello que nosotros usamos a menudo la frase “¡el ron es divertido!”. Sin embargo nos aseguramos de atraer visitantes de calidad, aquellos entusiastas del ron que quieren aprender al mismo tiempo que pasan un rato entretenido. Es un acto de equilibrista y toma tiempo crear el balance exacto.

Miami Renaissance Rum Festival

Rumporter: Organizar un festival por 10 años no es cosa sencilla. Supongo que después de tantas ediciones hay un desgaste natural . ¿Puede ser esta la razón del cambio de sede? ¿Podemos hablar del renacimiento del Festival del Renacimiento del Ron?

Rob: Es mucho trabajo, no lo dudes. Nosotros tenemos un conjunto de habilidades que nos ayudan a sacar el evento adelante. Nuestro equipo está extremadamente bien organizado y somos bastante estrictos con los plazos.

Nos enfocamos en ofrecer una experiencia de calidad. Esto nos ha llevado a escuchar las necesidades y deseos de los expositores pero sin dejar de lado la experiencia que ofrecemos de los asistentes. Los visitantes de fuera de la ciudad quieren estar cerca de la playa y de la vida nocturna. En cambio, los asistentes locales buscan lo opuesto, odian el tráfico, los problemas de aparcamiento y los inconvenientes de las áreas turísticas súper concurridas. Es una situación complicada.

Cada año muchos hoteles grandes, centros de convenciones y salones de eventos nos preguntan por el festival. Nosotros sopesamos todos los aspectos y tomamos la decisión que creemos más oportuna para todos los involucrados. Durante muchos años, el quipo del Centro de Convenciones de Fort Lauderdale ha nos ha insistido en trasladar el festival para allá y la verdad es que tienen un argumento convincente, sus instalaciones son excelentes y en una ubicación inmejorable.

Además con este movimiento, nuestro mercado para la venta de entradas crecerá a más de 6 millones de personas que residen desde Miami hasta Palm Beach. Por tanto Fort Lauderdale es un punto más céntrico.

Francamente nos han sorprendido todos los comentarios positivos que hemos recibido desde que anunciamos el cambio de locación, aunque claro, también han habido unas cuantas quejas. Muchas marcas están emocionadas con el cambio y deseando llegar a nuevos consumidores más allá de Miami.

Robin: Uno de los problemas más grandes al que nos enfrentamos y que posiblemente la gente no ve, son las enormes tarifas de descorche que los establecimientos quieren imponer al festival. Esto, junto con el aparcamiento y unas tarifas adecuadas de hospedaje, nos alejaron de Miami Beach.

Aunque verdaderamente nos gustaba trabajar con el MACC (Centro de Convenciones del Aeropuerto de Miami, por sus siglas en inglés), nos encontrábamos con que la gente que venía de fuera de la ciudad quería estar cerca de la playa. Pienso que Fort Lauderdale es la respuesta a todo lo que buscamos y muestra de ello son todos los comentarios positivos que estamos teniendo desde que anunciamos el cambio.

Rumporter: Otra gran sorpresa es que esta edición estará ligada al Hukilau, un festival Tiki que también se llevará a cabo en las mismas fechas en Fort Lauderdale. Cuéntenos un poco más sobre el Hukilau y esta colaboración. Por otro lado y bajo su punto de vista, ¿La cultura tiki es parte del mundo del ron o viceversa?

Rob: Desde hace mucho tiempo hemos sido fanáticos y hemos participado en eventos tiki, incluido el Hukilau. Cuando consideramos cambiar las fechas de nuestro festival pensamos que sería interesante hacerlo coincidir con este encuentro tan popular de amantes del tiki. Hablamos con sus organizadores y no vimos ninguna desventaja en hacer coincidir ambos eventos.

Mientras una pequeña parte de nuestros asistentes son fanáticos de la cultura tiki, casi todos los amantes del tiki son unos enamorados del ron. Sabemos que el tiki es divertido. El ron ciertamente es divertido. Así que la combinación de ambos será diversión con más diversión. ¡Y con ron!

Esperamos que muchos de nuestros asistentes puedan descubrir lo divertido que es el tiki y la pasión que genera. Nosotros estaremos encantados de compartir ambas cosas con ellos.

Robin: Mi hijo Robert y yo somos miembros de la Orden Fraternal del Moai. Su sección local, Gumbo Limbo, son voluntarios en el festival. Quienes hayan venido seguramente los habrán visto usando esos sombreros extraños llamados Fez.

Nosotros somos muy fanáticos de la cultura tiki y nuestra organización está dedicada a preservarlo. De hecho, todos nosotros nos conocimos hace muchos años en el Hukilau y desde entonces hemos sido grandes amigos.

Miami Renaissance Rum Festival

Rumporter: Una de las cosas que pude observar cuando visité el festival hace un par de años, fue la gran cantidad de pequeñas marcas locales que participaban. ¿Esto es algo que encontraremos de nuevo en la 10ª edición? ¿Piensan que las micro destilerías y los destiladores artesanales son el futuro de la industria del ron?

Rob: Nosotros hemos estado promoviendo a los productores locales desde el inicio del festival. Se lo hemos puesto fácil a las marcas pequeñas para que pudieran participar y ellas han respondido. Muchos de estos pequeños productores son muy talentosos y tienen un nivel de dedicación y esfuerzo impresionantes.

Dado que la mayoría de estas pequeñas marcas tienen una distribución muy limitada, no es fácil para el consumidor encontrarlas en cualquier tienda de licores. Por ello, mientras la tendencia de las micro destilerías continua, nosotros queremos que los asistentes al festival puedan descubrir en él lo mejor de lo mejor.

Hay una gran diversidad en la manera en la que se produce ron en Estados Unidos. Algunos productores usan melazas de alta calidad, destilan en alambique de cobre y envejecen en barricas nuevas de roble americano.

Otros a su vez usan azúcar, cristales de azúcar deshidratados o sirope de caña, o una combinación de los dos. Hay muchos tipos de columnas y variaciones en el proceso de fermentación. Algunos usan barricas ex bourbon o whisky y otros combinan el uso de barricas de cerveza, jerez, coñac y diversos tipos de vino.

Históricamente hablando, antes de la Guerra de Independencia de Estados Unidos en 1776, había más de 8 mil destilerías a lo largo de la costa este de Norte América. La mayoría hacían ron de melazas baratas provenientes de plantaciones de azúcar en las islas el Caribe.

La nueva revolución del ron en Estados Unidos es un fenómeno emocionante. En muchos casos se están restableciendo antiguas destilerías en pueblos y ciudades de todos los tamaños a lo largo y ancho del país. Es un retorno al modelo original de producción a pequeña escala que proveía de ron al mercado hace 250 años.

Robin: Conforme el mercado del ron va creciendo, los pequeños destiladores artesanales están produciendo rones interesantes y deliciosos. Esta tendencia se ha estado desarrollando durante bastante tiempo y creo que el Festival del Renacimiento del Ron ha ayudado a acercar muchos de estos rones al consumidor.

Marcas como Siesta Key y Wicked Dolphin vinieron al festival cuando nadie había escuchado hablar de ellas y ganaron el premio al Mejor de su Categoría en la competición de cata ciegas del panel de expertos. Esto les otorgó notoriedad inmediatamente y creo que veremos casos similares conforme sigan naciendo pequeños productores.

Rumporter: Otra cosa que me pareció bastante interesante, es que en El Festival del Renacimiento del Ron los premios los otorgan dos paneles diferentes, uno de expertos y otro de consumidores. ¿Cuál es la razón para tener un panel de consumidores si ya tienes uno de expertos? ¿Los resultados entre ambos paneles son diferentes?

Rob: Los jueces del Panel de Expertos de Ron es un grupo de sabios profesionales de las bebidas espirituosas con una amplia experiencia catando rones en competiciones alrededor del mundo. Algunos pueden percibirlos como snobs, conozco gente que lo piensa, pero no creo que sea cierto.

Ellos representan lo mejor de lo mejor en cuanto a valoración de rones de calidad, pero sus evaluaciones no necesariamente representan lo que es tendencia en el mercado en términos de popularidad. En última instancia eso se decide por los dólares que gasta del consumidor.

Conforme El Festival del Renacimiento del Ron iba creciendo, hemos ido conociendo muchos entusiastas que tienen grandes colecciones de botellas, que han visitado destilerías y participan constantemente en los foros sobre ron en las redes sociales. Algunos de ellos tienen incluso un gran paladar y aunque no se dedican a ello de manera profesional, a nosotros nos importa mucho su opinión, lo mismo que a los productores de ron.

Como organizadores de un festival es nuestra misión estudiar y evaluar las diferencias entre consumidores y expertos para poder ver como van cambiando los mercados, entender si ha habido cambios en los hábitos de consumo, en las preferencias y cuales son las reacciones ante nuevos productos y marcas ya establecidas.

Tanto el panel de expertos como el panel de consumidores en conjunto, nos ofrecen una visión valiosa y una guía constructiva para aquellas otras personas que están tratando de navegar en el vasto océano de expresiones de ron y se sienten un poco perdidos a la hora de hacer sus primeras compras.

Robin: Rob fue el primero en organizar un panel de expertos. El grupo que creó lo llamó RumXP. A lo largo de estos años hemos instaurado en nuestro festival un concurso llamado “La Gran Competición del Ron”, aunque también lo hemos llevado a dos festivales tiki, el Luau en el Lago y el Luau Frente al Mar. En este concurso participan verdaderos amantes del ron, muchos con un paladar estupendo y un conocimiento profundo sobre el destilado, a menudo son también coleccionistas de botellas, pero no trabajan en esta industria.

A los ganadores del concurso les ofrecemos la oportunidad de participar como jueces en el panel de consumidores. La respuesta de este grupo de gente ha sido excepcional y estamos muy contentos de poder brindarles la oportunidad de que vean lo que es ser un juez y participar en una cata a ciegas. Al final, como dice Rob, ciertamente es una gran ventaja tener los resultados de ambos paneles por separado y poder compararlos.

Rumporter: El Festival del Renacimiento del Ron fue uno de los primeros festivales alrededor del mundo y como su nombre lo indica, un gran escaparate para el resurgir del ron. El éxito de los festivales pioneros ha sido tal, que hoy en día hay un festival de ron en casi cada país e incluso hay algunos donde se celebran 2 o 3 a lo largo del año. ¿No crees que existe una saturación de festivales? Además de su festival, ¿qué otros 3 festivales les gustan o aquellos que a los amantes del ron no se pueden perder?

Rob: El mercado del ron está creciendo, así que es normal que el número de eventos donde se puede aprender sobre el destilado y catar las mejores expresiones aumente. Incluso yo diría que es una tendencia saludable. Eventualmente, esto terminará acomodándose en un gran evento por país y quizás 2 o 3 pequeños a nivel regional.
Tengo el privilegio de haber asistido a los mayores festivales de ron alrededor del mundo: Atenas, Roma, Berlín, París, Barcelona, Madrid, Praga, Londres, Manchester y Bélgica. Puerto Rico, Haití, Granada y Barbados. Hong Kong e Islas Mauricio. Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Filadelfia, Nueva York y Tampa.

Dentro de todos ellos, los más impresionantes para mi, a lo largo del tiempo, han sido Berlín, Londres, Roma y París. Todos ellos tienen la combinación perfecta entre un evento bien organizado para degustar buenos rones y una ubicación cautivadora, es simplemente magnífico. En dichos festivales encontrarás expresiones difíciles de probar en otros sitios, podrás conocer gente interesante, aprender más sobre ron, su cultura, las costumbres locales y su historia. ¿Qué puede ser mejor?

Robin: Estoy de acuerdo con Robert, quizás añadiría que participar en muchas competiciones de cata a ciegas de festivales internacionales como lo hemos hecho es un honor y un privilegio. Pero a pesar de lo que la gente pueda pensar, también es un trabajo muy complicado.

Miami Renaissance Rum Festival

Rumporter: Por otro lado, ¿por qué es tan importante que cada festival tenga su propia competición de cata a ciegas? Con tantos festivales dando medallas y premios aquí y allá, ¿no creen que esto confunde al consumidor promedio sobre la calidad real de los rones? En este sentido, algunas figuras importantes dentro del mundo del ron han criticado al Festival del Renacimiento del Ron ya que según ellos, casi todas las marcas participantes reciben una medalla. ¿Que les contestarían?

Rob: Es una tarea natural de cada festival estimar cuales son los mejores rones disponibles en su zona y expresar esta evaluación a través de medallas o premios. Honestamente creo que algunas competiciones de cata están mal organizadas. No es una cuestión sencilla recopilar, clasificar, preparar y ejecutar una competencia de cata correctamente. Tengo un gran respeto por aquellos que se deciden a intentarlo y un respeto gigantesco por aquellos que lo hacen bien.

Decir que todos los rones han recibido una medalla del RumXP es simplemente una mentira infundada y verborrea maliciosa. He escuchado a personas declarar que Plantation nos debe pagar pues siempre ganan muchas medallas. Tal vez solo hacen buenos rones que impresionan a los jueces. Tenemos estadistas experimentados que calculan los resultados y los números se mantienen tal cual. En todos estos años han habido resultados sorprendentes y muchas marcas que parecían favoritas han quedado desilusionadas.

Todos tienen derecho a dar su opinión, pero los hechos son los hechos. Participan más de 120 rones cada año y se dividen en categorías de entre 19 y 24 rones, por tanto, las posibilidades de ganar el mejor de cada categoría o la medalla de oro son relativamente pequeñas.

En cuanto al grupo de jueces expertos que conforman el RumXP, debo decir que son disciplinados, honestos, personas íntegras y respetados entre sus compañeros de profesión. Insultar los premios que otorgan es insultar su buen hacer. Algunos también dicen que Elvis no ha muerto… puedes creerlo o no.

Considero que cada uno de los premios otorgados es un reflejo del momento, el lugar y la situación en que fueron concedidos y no algo determinante.

 

Robin: Mi hijo Robert y yo organizamos la competición del panel de expertos y del panel de consumidores. Orientamos la competición como nos gustaría que se hiciera si nosotros fuéramos parte del jurado. Te aseguro que es realmente una cata a ciegas sin importar lo que alguien pueda decir. Tenemos un increíble equipo de voluntarios capitaneados por Isaac Ergas, de la escuela 786-Bartend, para servir las muestras. Su trabajo es escudriñado por Isaac y se lleva a cabo a la perfección.

Además contamos con estadistas que ingresan meticulosamente todos los datos de los jueces para que los resultados se puedan tabular y todo se verifica por triplicado. Como dijo Rob, es realmente una tarea enorme, pero mis habilidades organizativas son de primera clase y no creo que haya muchas otras personas que puedan reproducir algo similar.

Los números son los números e invito a cualquiera a venir a trabajar a mi lado para ver cómo se hace todo detrás de bastidores. Nuestra integridad está por encima de todo y los rones que obtienen una medalla es porque consiguieron los puntajes más altos en ese momento, en ese día en particular, por ese grupo de jueces.

Rumporter: Además del festival de ron, ustedes también organizan un crucero por el Caribe, una excelente oportunidad de visitar varias destilerías en un solo viaje. ¿Nos pueden contar más de esta aventura? ¿Algún otro proyecto en el que estén trabajando?

Rob: En el 2017, el viaje anual del Crucero Caribeño del Renacimiento del Ron tuvo que ser pospuesto debido a los daños provocados por el huracán María. Puerto Rico, St. Croix y San Maarten fueron de las áreas más afectadas. Su plena recuperación tomará tiempo, pero yo calculo que para noviembre de este año las islas estarán lo suficientemente recuperadas para que podamos realizar esas apasionantes visitas a las destilerías.
Los cruceros modernos ofrecen una oportunidad única de visitar varias islas en un mismo viaje sin pasar por aduanas y sin la dificultad y restricciones que supone llevar botellas a bordo de un avión. Nosotros visitamos una destilería en cada isla y en algunos casos dos o tres, así como tiendas especializadas, bares y restaurantes de gran nivel.

Para los coleccionistas de ron es una gran oportunidad de comprar botellas maravillosas que no son fáciles de encontrar y a precios muy atractivos. Además, nuestros grupos son recibidos con los brazos abiertos en las destilerías quienes nos ofrecen tours VIP: actividades especiales de cata, visitas a las bodegas de envejecimiento, talleres de mezclado y ensamblaje en los laboratorios, explicaciones detalladas de las líneas de embotellado, paseos por las plantaciones de caña, etc.

El próximo crucero del ron saldrá de Fort Lauderdale el 19 de noviembre regresando el día 30. Visitaremos Puerto Rico, St. Kitts, St. Lucia, Granada Barbados y Antigua. De regreso también tendremos una visita a una destilería local en Fort Lauderdale.

Siempre estamos trabajando en algo relacionado con el ron, del Minuto del Ron, pequeñas video catas de un minuto en YouTube, al Gran Campeonato del Ron, pasando por el tour a la isla de Martinica, o actualizando nuestro Bar en casa que llamamos el Buceo en el Naufragio del Ron, el sitio donde tenemos referenciadas muestras de ron de todo el mundo.

 

Robin: Aunque no soy un amante de los cruceros, estoy de acuerdo con Rob en que es una forma de viajar que te permite visitar el mayor número de destilerías en la menor cantidad de tiempo, mientras pasas un rato divertido a bordo del barco con gente que tiene tus mismas aficiones.

Obviamente te da la oportunidad de coleccionar aquellas botellas que no encontrarás al menos que visites estas islas en persona. Y por su puesto, gracias a la buena relación que mantenemos con los dueños de las destilerías, no recibirás el tour que el turista promedio recibe sino las visitas VIP.

Desde que empezamos a desarrollar el Minuto del Ron, reseñas breves y concisas, no veo un final a la vista, puesto que la cantidad de reseñas que somos capaces de hacer, educando y difundiendo la palabra del ron, es enorme. Creo que dentro de poco también estaremos trabajando en una aplicación que tenga toda la información sobre los rones que revisamos, para que dicha información esté al alcance de cualquiera en su dispositivo móvil.

Si hay algo que podamos ofrecer que tenga que ver con ron y diversión, seguro desarrollaremos el concepto.

No Comments Yet

Comments are closed

L'abus d'alcool est dangereux pour la santé. À consommer avec modération.
X
preloader