COVID19: ENTREVISTA A JUAN ALFREDO PACAS – LICORERA CIHUATÁN – EL SALVADOR

Licorera Cihuatán ha donado alcohol sanitario a hospitales y albergues.

El Salvador

Población: 6.643.000 habitantes

 Al tiempo que la Organización Mundial de la Salud declaraba la Covid-19 como pandemia el pasado 11 de marzo, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, decretaba el cierre toda la actividad educativa en el país a pesar de no haberse registrado, hasta ese momento, ningún caso de la enfermad en territorio salvadoreño. Tres días más tarde, la Asamblea Legislativa aprobaba el Estado de Emergencia y el Estado de Excepción por los primeros 15 días, impidiendo la libre circulación de la población.

Finalmente el primer caso declarado de Covid-19 en El Salvador aparecería el 18 de marzo en el hospital general Arturo Morales del municipio de Metepán. Mientras escribimos estas líneas (7 de mayo), en el país centroamericano se han registrado 695 casos de Covid-19, han fallecido 15 personas y su presidente ha mencionado a la prensa que El Salvador se encamina al inminente colapso de su sistema sanitario.

Ante esta situación, Licorera Cihuatán anunció el pasado 30 de marzo que adaptaría temporalmente su producción para elaborar alcohol sanitario y así ayudar a cubrir la escases local. De esta forma la destilería donará alcohol neutro diluido a 70% que ya ha empezado a entregarse a hospitales y albergues, así como asilos de ancianos y otras instituciones que trabajan con grupos de riesgo.

A continuación te presentamos una breve entrevista con Juan Alfredo Pacas, vicepresidente de Licorera Cihuatán, quien nos explica cómo han trabajado en la destilería en las últimas semanas y cómo cree él que será el futuro próximo para la industria del ron.

Juan Alfredo Pacas, Vicepresidente Licorera Cihuatán.

Rumporter: Además de la producción de alcohol sanitario, ¿qué otros cambios se han hecho en Licorera Cihuatán para hacer frente a la crisis del COVID-19?

Jun Alfredo Pacas: Desde el punto de vista interno, nuestra prioridad es salvaguardar la salud y los puestos de trabajo de nuestro equipo. Por esta razón, todo nuestro personal, excepto el personal de producción, está trabajando desde casa. Por otra parte, nuestra planta de producción continúa produciendo alcohol sanitario. Nos enorgullece que nuestra planta cumple con todas las medidas establecidas por el Ministerio de Salud de El Salvador para prevenir el contagio de COVID-19.

Etiquetado de alcohol sanitario en Licorera Cihuatán.

R: ¿A qué problemas, retos o trabas se enfrenta una destilería que quiere modificar su producción para hacer alcohol sanitario?

JAP: Convertir nuestra planta de producción de ron a la fabricación de alcohol sanitario fue un reto enorme. Gracias al trabajo en equipo y al espíritu emprendedor de todo el personal de Licorera Cihuatán, en dos semanas logramos adaptar la planta de producción, obtener los permisos de producto y de proceso necesarios de parte de la Dirección Nacional de Medicamentos de El Salvador, y lanzar nuestro producto al mercado. Fue un ejercicio de utilizar los recursos que teníamos disponibles en ese momento (materiales de empaque, equipos, etc.) para suplir la escasez. Luego de esas dos semanas, continuamos produciendo para hacer donativos a hospitales, albergues, asilos para adultos mayores, instituciones de gobierno, así como suplir el mercado para el público en general.

Esta situación ha puesto a prueba nuestros valores de innovación, emprendimiento. Habiendo lanzado nuestro alcohol sanitario para hacerle frente al COVID-19 en solamente dos semanas e innovando en nuestra forma de apoyar a la comunidad que nos rodea a través de los programas que hemos desarrollado, nos damos cuenta que esos valores van más allá del ron. Son parte de nuestra cultura y nos emociona compartirla.

 

R: Es posible que la reconversión de las destilerías de ron en plantas de producción de alcohol sanitario se traduzca en una escasez de aguardiente para envejecer y por consiguiente en una subida de precios en el futuro por disminución de la oferta?

JAP: Gracias a inversiones que hicimos durante el 2019 para volver nuestra destilería más eficiente, contamos con capacidad de destilación adicional a aquella requerida para nuestros rones. Al iniciar la producción de alcohol sanitario, teníamos claro que no debíamos descuidar nuestro plan de envejecimiento el cual se ha mantenido intacto.

Almacén de alcohol sanitario en Licorera Cihuatán.

R: Se habla de que cuando esta crisis sanitaria termine regresaremos a una «nueva normalidad», ¿Cómo crees que esa «nueva normalidad» afecte al consumo de bebidas espirituosas?

JAP: Definitivamente el mundo no volverá a ser como antes. Creo que tendencias que ya venían desarrollándose se acelerarán. El consumo de bebidas espirituosas auténticas y artesanales como Ron Cihuatán continuará creciendo, ya que cumplimos una función de descubrimiento y entretenimiento en el hogar. El consumidor siempre tendrá sed por vivir nuevas experiencias, y ante una situación de movilidad reducida, Ron Cihuatán nos permite explorar El Salvador, su cultura e incluso a su gente desde cualquier parte del mundo a través de sus perfiles organolépticos y empaques. Una buena noticia es que muy pronto seguiremos compartiendo a través de dos nuevos rones que estamos próximos a lanzar.

 

Distribución de alcohol sanitario de Licorera Cihuatán.

R: ¿Cuál crees que es el papel que deberán desempeñar marcas como Cihuatán ante la difícil situación que atraviesa el sector de alimentos y bebidas?

JAP: Cihuatán nació para convertiste en el embajador de El Salvador en el mundo; para poner en alto el nombre de nuestro país y demostrar lo que los salvadoreños somos capaces de hacer. Ante esta situación, buscamos ser un ejemplo de resiliencia. Trabajando en comunidad con nuestros colaboradores y socios comerciales alrededor del mundo, con la pasión y entrega que nos caracterizan, generaremos valor para toda la cadena de producción.

El HORECA salvadoreño está compuesto casi en su totalidad por pequeños y medianos empresarios. Desde que inició la lucha contra esta pandemia, muchos de ellos han tenido que cerrar sus puertas o adaptar radicalmente su estructura y oferta para sobrevivir. Como primera iniciativa, Licorera Cihuatán y todos los miembros del equipo nos unimos para adquirir canastas básicas y entregarlas a los miembros del equipo de diferentes bares y restaurantes salvadoreños. Así logramos beneficiar a más de 200 familias con alimentos de primera necesidad.

En este mismo espíritu de apoyo mutuo entre emprendedores, Licorera Cihuatán se unió a la empresa consultora Fisherman W.M. para crear un foro de asesoría financiera orientado exclusivamente a apoyar a bares y restaurantes locales en como sobrellevar la crisis que ha impactado este canal. En este foro realizado el pasado lunes 20 de abril, se compartieron herramientas financieras y estratégicas relacionadas a la problemática actual. Más de 200 empresas de gastronomía de todo tamaño nos acompañaron en el foro en vivo, y muchas más han aprovechado la grabación del mismo. A raíz de esta sesión, también brindamos asesorías gratuitas uno a uno a diferentes emprendimientos.

Equipo Licorera Cihuatán.
Share This